dijous, 23 de febrer de 2017

PABLO IV, PRECURSOR DEL NAZISMO

Pablo IV persiguió implacablemente a los sodomitas de su tiempo mientras favorecía el acceso al cardenalato a familiares corruptos que tenían relaciones homosexuales.



Gian Pietro Carafa (1476-1559) fue prefecto de la Congregación del Santo Oficio a partir de 1542, los cronistas de su época hablan de un inquisidor amante de las torturas mas refinadas, llegó a montar  en su propio palacio una sala con los más terribles instrumentos de tortura, para poder ver en directo el refinamiento de las actuaciones inquisitoriales.

El 15 de mayo de 1555, los cincuentiseis cardenales de que constaba entonces el Colegio Cardenalicio, elegían contra todo pronóstico a Carafa como Sumo Pontífice, siendo ya octogenario, escogiendo el nombre de «Pablo IV».

Pronto se rodeó de familiares ineptos y corruptos, siguiendo la mejor tradición vaticana. Entre ellos su "sobrino"(1) Carlo Carafa, un mercenario, asesino despiadado, acusado de múltiples fechorías, especialmente de la masacre de unos soldados españoles en Nápoles. Fue nombrado secretario de estado y hombre de confianza. En las fiestas privadas de este cardenal participaban los miembros de la familia Carafa y un joven llamado Ascanio, amante suyo, al que comparaban con Ganímedes.  Los enemigos del Papa acusaban a Carlo de practicar el "pecado repugnante en el que no hay distinción entre hombre y mujer".  (2) Pero este intolerante Papa miraba para otro lado. 

Cardenal Carlo Carafa


Pablo IV  odiaba el sexo, por ello no es de extrañar su misoginia o su actitud frente  a los sodomitas. Con él los sospechosos de serlo corrían el peligro de acabar en la hoguera. También detestaba a las mujeres, creía que el demonio las había dotado de senos insinuantes para distraer y tentar a los hombres santos. Llegó a establecer que si una mujer se desmayaba en plena confesión y ésta era "violada o sodomizada", la culpa era de ella por haber incitado al religioso. Por este concepto les prohibió su presencia en las entradas del Vaticano. 

Obligaba a las mujeres mas jóvenes a lavar sus pecados flagelándose. Según Eric Frattini (2) se las obligaba a desnudarse para fustigar sus nalgas. Por esta práctica  los inquisidores debían firmar un documento señalando que ella no les excitaba. Los inquisidores más jóvenes se les prohibía participar, pues "era mas de lo que todo hombre puede soportar".



También fue un feroz perseguidor de la herejía y el protestantismo. Y de  los judíos a los que denominaba marranos, la causaban “asco, horror y odio y los encerró en unos guetos”. (1) Al igual que Hitler, su mayor placer fue quemar libros, judíos y sodomitas. Con la ayuda de su corrupto sobrino obligó a los judíos a llevar un gorro amarillo que los identificara y a recluirse en guetos, debiendo antes de traspasar sus propiedades a manos cristianas. Los que no aceptaban eran enviados a galeras.

Elaboró el primer índice de libros prohibidos, de obligado seguimiento por toda la cristiandad, bajo la intolerante mirada del Santo Oficio. La lista constaba de autores vetados (Boccaccio, Rabelais, Maquiavelo, Dante...), libros o volúmenes con textos que consideraban heréticos, como podían ser los de magia o astrología. 

Fallecía en 1559 tras cinco años de reinado. En Roma estalló la alegría, derribaron sus monumentos, quemaron el palacio de la Inquisición y saquearon el convento de los dominicos y pusieron en libertad a los reos de la Inquisición.

(1) Sobrino era un eufemismo con que se nombraba a los hijos. 
(2) Cita procedente de “Los papas y el sexo” de Eric Frattini.




dilluns, 20 de febrer de 2017

EDUARDO II SANTO O MALDITO

La figura de Eduardo II Plantagenet tiene poco que ver con la que Mel Gibson nos vendió en su infumable "Braveheart", o en las disfiguración sufrida por las novelas románticas.



Los Tudor, enemigos acérrimos de la dinastía Plantagenet, unido al conservadurismo de muchos historiadores,  han desfigurado la figura de este rey enamoradizo y homosexual. Posiblemente una figura mucho mas interesante de lo que nos han vendido.

El jóven príncipe no era muy amigo de las armas, era débil y enclenque lo que preocupó a su padre que le buscó un tutor de su edad, un aventurero amigo de justas y lances que no dudó en seducir al joven en beneficio propio. El joven príncipe se enamoró alocadamente del caballero Piers Gavestón, su preceptor. John Boswell en las “Bodas de la semejanza” nos muestra un extracto de las Crónicas de la Guerra Civil, donde se narra el primer encuentro entre ambos: "Cuando el hijo del rey lo vio, sintió tanto amor que realizó un hermanamiento con él y se decidió resolutamente ante todos los mortales a entrelazar una liga indisoluble de amor con él." 

Para Boswell, estos hermanamientos eran equivalentes a las actuales bodas, se les denominaba "adelphopiesis". Todo indica que está unión fue duradera y solo la muerte de Piers acabó con esta unión, sobre el posible hermanamiento los datos son contradictorios.

No existe constancia de que esta unión molestara al padre Eduardo I Longchamps. El enfrentamiento entre éste y el tutor fue motivado por el hecho de que su aguerrido caballero abandonó el campo de batalla para acudir a una justa. Por ello fue desterrado de Inglaterra. Éste abandonó el frente junto con quien fue después responsable de su muerte: Mortimer. Tampoco al anciano rey le gustaron los regalos exagerados que su hijo realizó al caballero desterrado.



El destierro duró poco pues el anciano rey murió y Piers volvió conviertiendose en su favorito. Fue Regente durante la larga ausencia real,  al acudir ante el rey a Francia para casarse con Isabel de Francia, hija del todopoderoso Felipe IV el Hermoso. Viaje que aprovechó para rendir pleitesía pues como señor de Normandía era vasallo del monarca francés. Es necesario recordar que la dinastía Plantagenet era de origen normando y tenía posesiones en Francia muy importantes.

Esta situación llevó a la montaraz nobleza y clero inglés a empezar a conspirar contra un hombre que consideraban un advenedizo. Piers al igual que el rey era normando, más francés que británico.

De regreso Eduardo II compartía vida con su ambiciosa esposa y su amante al que siguió colmando de atenciones y privilegios. Las ausencias del amado Piers son narradas por sus adversarios por los continuos ataques de locura del rey producidos por la ausencia de su amante. 

La pérdida de poder de estas clases dirigentes, que veían como este rey aumentaba el poder de la incipiente burguesía y de las cada vez más fuertes ciudades, motivó una alianza de los sectores más consevadores  con la reina Isabel y su ambicioso amante Roger Mortimer. Consiguieron separar a la pareja, mandando al favorito a Irlanda. Pero el enamoradizo rey no paró hasta lograr el regreso de su amado. Una nueva conspiración en la corte acabó con Pier Gaveston decapitado por Guy de Beauchamp, partidario de Mortimer que huyó al exilio francés. 

Tras la muerte de su favorito, el rey conoció a Hugo le Despenser al que hizo su amante y colmó de honores. De nuevo la conspiración de su esposa con su pareja Roger Mortimer acabó con la vida de los Despenser, primero, y la del rey posteriormente. Según la leyenda fue empalado, penetrado por el recto con una espada al rojo vivo, para evitar dejar en su cuerpo cualquier huella violenta y visible que pudiera haber provocado la ira de sus partidarios.

Su hijo Eduardo III al llegar a la mayoría de edad vengó la muerte de su padre, restituyó su buen nombre y mandó construir una tumba que fue venerada por el pueblo inglés durante varios siglos, solo la llegada de los Tudor rompió esta veneración. Eduardo II fue un rey popular, que distribuyó justicia y que recortó el poder del clero y la nobleza.

En la obra "Eduardo II", el autor británico Marlowe, humaniza a este monarca y lo hace víctima del complot de sus nobles. Aunque evita mostrar simpatía por el rey asesinado brutalmente, transformándolo "en un mártir de su pasión.

Mel Gibson, en un film lleno de inexactitudes, Braveheart, muestra una imposible relación entre el lider escocés e Isabel de Francia, a parte de verter toda su homofobia sobre la relación entre EduardoII y Piers Gaveston.



dissabte, 18 de febrer de 2017

LOS "HERMANAMIENTOS" DEL EMPERADOR BASILIO I

Detrás de la historia de este ambicioso emperador bizantino se encuentran varios posibles pactos de hermanamiento.



En el Convento de Santa Catalina del Sinaí se encontraba una de las evidencias de la existencia del adephopoiesis que nos cita Boswell. En él se ve al futuro emperador Basilio I casándose con el joven Juan, en Patras. Este caso tiene una importante novedad, la unión es santificada por un obispo. Sólo en caso de importantes dignatarios ocurría, lo normal era dos personas en sagrado pactando ante dios, unión que después era validada por un clérigo. Hoy se encuentra en la Biblioteca Nacional de Madrid. 



Tras su cautiverio en Bulgaria, el joven Basilio regresó en la más absoluta de las pobrezas. Pronto supo utilizar su relación con distintos hombres influyentes para ir escalando en su situación social. Uno de ellos era Nicolás de San  Diomedes,  con quien estableció un primer pacto (adelphopiesis) según Boswell: "Por la mañana se fueron junto a los baños y tras cambiarse de ropa entraron en la iglesia para establecer una unión formal entre ambos.” (1)

Después vino Teófilo que vio en el "un aspecto masculino y fuerte",  nombrándolo su asistente personal para "poderlo amar mas cada día" Fue un escalón mas en su camino hacía el poder.

Es en este contexto en el que conoce a una rica viuda de Patrás, llamada Daniela, y entra a formar parte de su entorno. Allí conoce a su hijo, Juan, parece ser que fueron amantes y, según Boswell, todo indica que realizaron un nuevo hermanamiento, lo más parecido a un actual casamiento, en esta ocasión con la presencia de los clérigos bendiciendo esta unión.



Tras esta “boda” pudo entrar en palacio, donde sedujo al joven emperador Miguel III: "Estaban tan unidos que lo hizo su compañero de alcoba, sustituyendo a los eunucos". Seducido el monarca, Basilio lo asesina y ocupa en solitario su lugar. Boswell sugiere que entre ambos pudo realizarse un nuevo pacto de hermanamiento, pero en este caso no se dispone de pruebas fehacientes.

(1) Las Bodas de la semejanza, John Boswell.


dijous, 16 de febrer de 2017

BURMESHA: LAS VIRGENES JURADAS DE ALBANIA

La presencia de mujeres que optan "oficialmente" por renunciar cualquier tipo de relación sexual con hombres para mantener su libertad no debe circunscribirse a Albania o la India. Reinas o las comunidades exclusivas de mujeres, bajo el manto de la religión, podrían ser ejemplos mas cercanos.


Anteriormente traté el caso de los  Sadhin de la India, mujeres que por distintos motivos optaban por una apariencia masculina y evitan tener relaciones con otros hombres. Un caso muy parecido es el de los Burmesha, también conocidas como "Las virgenes juradas de Albania". 




Una "virgen jurada"(BURMESHA) es una persona que decide vivir en la forma del sexo opuesto, mientras que niega categóricamente que jamás haya relaciones sexuales con otra. El término en sí mismo puede ser engañoso - "juramento" la virginidad puede ser un acto público o privado, y ni siquiera tiene que ser una decisión consciente... (véase la mente inconsciente). El mismo término es usado por las vírgenes juradas como un símbolo de orgullo, pero también puede ser utilizada por otras personas de manera despectiva. Nacional Geographic estima que hay menos de 40 vírgenes juradas en Albania, algunas mas en las montañas cercanas de Kosovo, Servia y Montenegro.

Durante toda la historia moderna, en las montañas del norte de Albania las mujeres gozaron de muy pocos derechos. Todavía hoy no pueden votar en las elecciones locales, no pueden comprar tierras, se les prohibe el acceso a muchos oficios; en muchos establecimientos incluso ni siquiera pueden entrar. Un antiguo puñado de leyes llamado Kanun, procedente del siglo XV, todavía se utiliza en el gobierno de la región. El Kanun dice: "Una mujer es un saco hecho para aguantar".

El Kanun dicta que las familias deben ser patrilineales (es decir, la riqueza se hereda de hombre a hombre). Las mujeres son tratadas como una propiedad mas de la familia. Bajo el Kanun las mujeres tienen muy pocos derechos. No pueden fumar, llevar un reloj, o votar en sus elecciones locales. Tampoco pueden comprar tierras, y hay muchos trabajos que no están autorizadas a realizar. Incluso hay establecimientos que no pueden entrar.






Otras prácticas tradicionales del norte fueron suprimidas por los comunistas, pero los políticos en Tirana simplemente nunca se preocuparon de si una mujer en las miserables y remotas montañas quería vestirse y trabajar como hombre.

Con los años las mujeres se convierten en vírgenes juradas por diferentes motivos. Algunas prestaban el juramento cuando moría el patriarca de la familia. Otras juraban motivadas por un feroz espíritu de independencia, y otras porque es el único modo de eludir un matrimonio convenido sin hacer caer en desgracia a la familia del novio elegido. El juramento se prestaba tradicionalmente frente a los viejos del pueblo, aunque algunas lo hacían en privado.

Ser una virgen jurada les permitía actividades vetadas a las mujeres, como portar armas, tener propiedades o tener libertad de movimiento. Podían participar en todas las actividades masculinas, excepto en tener sexo. Gozaban de las prerogativas masculinas, como la de ser servidas en la mesa por las demás mujeres.

Tras la caída del régimen comunista el "kanum" no fue reestablecido. Los pocos casos que existen, se cifra alrededor de cuarenta, son mujeres muy mayores que viven en el norte de Albania, Montenegro o en el vecino Kosovo.



La historia nos cuenta de dos grandes mujeres que fueron reinas y mantuvieron su virginidad para poder ejercer el poder, es el caso de las reinas Isabel Tudor y Cristina de Suecia. Isabel declaró en 1.559 ante la Cámara de los Comunes:

"Y, al final, será suficiente para mí que una lápida de mármol declare que una reina, habiendo reinado tal tiempo, vivió y murió virgen."

También podría hacerse una mención especial a Hipatia de Alejandría o a sor Juana Inés de la Cruz, ambas también renunciaron a su sexualidad, por lo menos con los hombres, para poder seguir siendo libres y dedicarse al mundo del pensamiento o la poesía.

dimecres, 15 de febrer de 2017

LA PRIMERA PIEDRA DE KRZYSTOF CHARAMSA

Este verano pasado salió a la venta el libro "La primera piedra" del escritor y teólogo Krzysztof Charamsa. Ahora ha salido la edición en catalán. 

























Charamsa fue oficial de la Congregación para la Doctrina de la Fe, hasta octubre de 2015 en que declaró públicamente su homosexualidad, lo cual provocó la pérdida de todos sus cargos y responsabilidades en el seno de la Iglesia. Los homosexuales, como las mujeres, tienen difícil cabida en esta institución. Hoy vive en Badalona, junto a su compañero, Eduard Planas, y se dedica a la defensa de los derechos humanos de las mujeres y miembros del colectivo LGBT

El pasado agostó coincidí con él. Presenté la charla "Homosexualitat i religió" dentro de las actividdaes de Circuit Festival, en ella que la que reclamó un necesario diálogo, aunque hoy por hoy es inexistente por parte de una iglesia que nos considera "perversos, patológicos, enfermos e incapaces de amar".  La sala del Centre d'Arts Santa Mónica estaba totalmente  
llena, a pesar de ser agosto 


.

En "La primera piedra" intenta explicar su experiencia personal para "agitar conciencias". En una entrevista televisiva señala que "tenia el deber moral de hacerlo",  él habla de una iglesia hipócrita que " impone una visión rígida, donde en lugar de enfrentarse con la realidad se cierra con sus propias doctrinas como una manera de dominar a la gente más simple, a las masas" Para acabar diciendo "Es mi iglesia, mi familia, yo no he hecho apostasía soy sacerdote y sigo queriéndola"  Si libro no va contra la iglesia, va contra esta hipocresía eclesiàstica que en realidad ella si necesita un electroshock para enderezar su camino(1)

Si la Iglesia quiere seguir existiendo como guía espiritual debe empezar respetando la orientación sexual de todas las personas. « Quiero que la Iglesia, mi comunidad, sepa quién soy: un sacerdote homosexual, feliz y orgulloso de su identidad. Estoy dispuesto a pagar las consecuencias, pero es hora de que la Iglesia abra sus ojos a los creyentes homosexuales y entienda que la solución que les ofrece, la abstinencia total en la vida del amor, es inhumana »
 (2)

Más información

Entrevista en ELS MATINS, TV3, min 19,50 (1)
Edición en castellano: (2)

Edició en català:

El libro en Amazón:

dilluns, 13 de febrer de 2017

CESAR, “LA MEJOR ESPOSA DE ROMA”

Los enemigos de César usaron durante toda su vida una supuesta relación con el rey Nicomedes, parece ser que al general romano jamás le importó en exceso estas críticas. 




La sociedad romana del siglo I a C vivía la sexualidad de forma muy distinta a como hoy lo concebimos, la presencia de las relaciones homosexuales era habitual en el terreno del arte o la literatura.  El que un hombre tuviera sexo con otros hombres era irrelevante siempre y cuando fuera el amante. Un romano sólo podía ser amado por alguien mayor que él o de una clase social superior y siempre sin hacer ostentación de ello.

El hecho de que un romano se pintara la cara, se pusiera ropa femenina o simplemente se depilara era motivo de escarnio y repudio social. A pesar de ello los romanos mayores tenían la costumbre de maquillarse exageradamente para aparentar ser más jóvenes. Cuando quienes lo hacían eran hombres públicos, Sila o Julio César, sus enemigos lo utilizaban contra ellos. En el caso de Sila con escaso éxito, pues quienes lo hicieron acabaron con la cabeza apartada del cuerpo.

El joven César era altivo, bello e inteligente. Y sabía utilizar todos sus recursos para lograr sus fines. Cuando visitó en Bitinia al rey Nicomedes conocía perfectamente los gustos sexuales del monarca, y no dudó en depilarse  y embellecerse mas allá de la discreción romana. Fruto de ello logró sus objetivos diplomáticos y el monarca oriental nombró a Roma su heredero universal. Cuando se presentó ante las legiones de Lúculo, el  joven Julio vestido y perfumado al mejor gusto bitinio, no valoraron su exitosa misión sino en como iba vestido.

No se le criticaba el que hubiese tenido sexo con Nicomedes, se le criticaba el que hubiese sido sodomizado por un extranjero, y esto le acompañó de por vida." El descendiente de Venus en la cama de un bárbaro" o peor aun "La reina de Bitinia" fueron los términos que se utilizaron y que el propio Cicerón no tuvo reparos de utilizar contra su enemigo. Dos mil años después nos es muy difícil saber que ocurrió exactamente, es normal que César hubiese tenido relaciones bisexuales como tantos otros militares de la antigüedad. Hoy podríamos decir que este ambicioso general romano fue una de las primeras víctimas de la injuria homofóbica: acusar a alguien de homosexual con ánimo de desacreditarle.

Con el tiempo César fue perdiendo pelo y quedándose calvo. El tener una buena caballera era el símbolo de la familia Julia, por ello el sobrenombre "césar" (caesar significa cabellera). Esto causó un gran disgusto en dictador romano que intentó siempre disimularlo, aumentando las ridiculizaciones que a sus espaldas se realizaban en Roma.




Uno de los autores de estas coplas satíricas son tribuidas al propio Cátulo César, de quien se conocía su afición por los jóvenes efebos. Ello indica el hecho de que la sociedad romana no condenaba las relaciones homosexuales en general, sino el hecho de que un noble optase por un rol femenino o se dejara seducir por alguien de una casta social mas baja.

De ahí que la frase "César era la mejor esposa de los romanos" fuera una forma de ridiculizar a la figura del general romano, utilizado por sus rivales republicanos y conservadores para menoscabar su prestigio.


divendres, 10 de febrer de 2017

NESTOR MARTÍN FERNANDEZ, EL NEOSIMBOLISMO HOMOERÓTICO


Néstor Martín Fernández de la Torre (1887-1938), fue un pintor decadentista canario. Gran parte de su producción se conserva en el Museo Néstor, en Las Palmas de Gran Canaria.
Autorretrato

Aunque durante tiempo se vendió la idea de que este autor había apoyado el golpe fascista del General Franco, nada más lejos de la realidad. Su obra fue vetada por una iglesia católica intransigente que consideraba que sus pinturas podían corromper a quien las observara.
Néstor Martín Fernández de la Torre vivió entre Madrid, Barcelona y París, solo al final de su vida regresó a las islas. Su obra, englobada dentre del llamado neosimbolismo, fue muy cotizada en su tiempo, especialmente entre las fortunas latinoamericanas. Su obra puede compararse a la de otros autores de su tiempo como Julio Romero de Torres, Josep Mª Sert o Anglada Camarassa.



En 1909 pinta "Las bodas del príncipe Néstor", un cuadro simbolista en el que se autorretrata casándose con una figura andrógina, todo un alegato a la libertad de amar.a alguien de su propio sexo.



En 1912 volvería a repetir este tema en su pintura "El beso entre Oriente y Occidente".





En 1927 en el cuadro ""Mar en reposo" se autorretrata con su amante el compositor militar Gustavo Durán, evidenciando su relación con el joven músico, formado en la libre Residencia de Estudiantes.




Dejó una obra inacabada, Poema de la Tierra. Quería pintar a ocho parejas en actitud apasionada, quería representar el amor y el deseo mas allá de les géneros establecidos. "Es, en definitiva, el último canto de Néstor hacia la libertad, tanto de amar como a la naturaleza." (1)






Luis Antonio de Villena señala a partir de esta obra inacabada " El revuelto amasijo de cuerpos eróticos y desnudos, besándose y casi copulando, son hombres y mujeres, aunque como ya anticipé, lo femenino salvo leves rasgos (insinuaciones de pechos) quede subsumido en la potente anatomía viril, joven y andrógina. Es imposible decir en un cuadro como “Drago” –las plantas titulan las obras- que no estemos presenciando el voluptuoso abrazo de dos hombres desnudos entre las ramas del milenario árbol, que asimismo les sirve de cúpula. ¡Extraordinario Néstor que los españoles no hemos sabido reivindicar todavía hasta el punto que se merece!" (2)





(2) Formas gays en la época de Lorca. Luis Antonio de Villena:  http://luisantoniodevillena.es/web/noticias/formas-gays-en-la-epoca-de-lorca/

Más información:

Néstor Martín Fernández de la Torre: Un Poema Atlàntic: http://bajoelsignodelibra.blogspot.com.es/2011/11/nestor-martin-fernandez-de-la-torre-un.html