divendres, 12 de febrer de 2016

MEMORIA DE MARK ASHTON, ACTIVISTA.



Gracias al film PRIDE se ha hecho justicia con la figura del activista Mark Ashton, durante tres décadas ni la BBC, ni la prensa, ni la industria cinematográfica se acordó de él. 




Mark era un joven irlandés que se trasladó a  Londres a finales de la década de 1970 para trabajar de camarero y drag queen en el Conservative Club. A inicios de los años 80  fue voluntario del London Lesbian and Gay Switchboard, un teléfono de ayuda a gais y lesbianas.  En 1983 participa en el documental Framed Youth: The Revenge of the Teenage Perverts.    




Un año mas tarde con un grupo de amigos funda  Lesbians and Gays Support the Miners (LGSM), con el fin de recoger fondos y solidarizarse con la lucha de los mineros en los años 80. 

El gobierno de Margaret Thatcher utilizó todos los medios a su alcance para acabar con la huelga y arruinar los sindicatos, el recurso de la homofobia entre ellos.  La homosexualidad hacía dos décadas que había sido despenalizada, pero amplios sectores de la sociedad la veían como un vicio, una enfermedad, una perversión o hasta un delito. Los homosexuales vivían armarizados y el mundo minero era muy homófobo, la policía y los tabloides lo aprovecharon. 


.


Uno de los tabloides, THE SUN, publicó con honores de primera página una información  en la que se denunciaba la alianza entre mineros y pervertidos. Mark daría la vuelta a esta portada demoledora con un gran concierto denominado  Pits and Perverts(algo así como Minas y Pervertidos). Éste se realizó en el Electric Ballroom, diciembre de 1984, actuó Bronski Beat, cuyo cantante era Jimmy Somerville. El acto se convirtió en un símbolo de desafío y unidad frente a los poderosos, a la prensa y a  Margaret Thatcher.

Más adelante Mark se incorporó al colectivo de músicos Red Wedge  En 1985 se convirtió en el secretario general de la Liga de Jóvenes Comunistas. Diagnosticado con VIH+ , Ashton fue ingresado en el Guy's Hospital en 30 de enero de 1987 y falleció 12 días más tarde a causa de una neumonia, era el 11 de febrero. Su fallecimiento prematuro causó una gran conmoción en la comunidad homosexual y e los movimientos sociales y de izquierdas. Su funeral en Lambeth estuvo protagonizado por muchas banderas rojas, dels arco iris y del sindicato de mineros. 



.

Su amigo a Jimmy Somerville le dedicó una de sus más conocidas canciones: 




.  
Mas información:


The real-life triumphs of the gay communist behind hit movie Pride:  http://www.theguardian.com/uk-news/2014/sep/21/mark-ashton-gay-pride-film

dijous, 11 de febrer de 2016

LA VIDA BOHEMIA DE ENRIQUE GÓMEZ CARRILLO.

"Pero hay un alma: un alma muy buena, muy loca, que es la mía… también hay nervios, nervios vibrantes, nervios enfermizos, nervios afinados y exacerbados por la fiebre de las capitales nocturnas…”. E, Gómez Carrillo.

Enrique Gómez Carrillo (1873 - 1927), fue un crítico literario, escritor, periodista y diplomático guatemalteco. Vivió la bohemia parisina de inicios de siglo, estuvo casado con Raquel Meller y tuvo una "gran amistad" con Verlaine, Rimbaud y Oscar Wilde. 






Escribió alrededor de 80 libros, de géneros variados, aunque destacan principalmente sus crónicas internacionales, en las que ejercitó una prosa modernista,  fue llamado el «Príncipe de los Cronistas». También fue promotor del gobierno del licenciado Manuel Estrada Cabrera como cónsul en Madrid, Londres, Hamburgo y París. Estuvo casado con  Aurora Cáceres (1905-1906), Raquel Meller (1919-1920) y Consuelo Suncín (1926-1927).

Gómez Carrillo era "un hijo de la bohemia y se gozaba en ella, era un hijo de las calles, del alumbrado a gas, de las putas y sus chulos, de los bares, de la gran ciudad, de la capital del mundo de ese entonces y aún más, estaba completamente al tanto de que esa vida le carcomía los nervios". (1). Allí conoció a Ruben Dario, y bebió del modernismo, aprendido en las mejores universidades "tabernas de los mercados, comiendo almendras frescas, bebiendo vinos añejos y diciendo versos…”. 


También fue amigo de los hermanos Machado, Manuel decía de él "“Hay en sus ojos una tristeza vaga y larga… que no se disipa ni con el champaña, ni con las chicas del Montmartre.” 


Se casó en varias ocasiones con ilustres damas de su época, de las que tardó poco tiempo en divorciarse, Una de ellas, Aurora Cáceres dijo de su relación:  "Nuestro matrimonio era tan distante que durante un altercado reaccionamos así: «él con cortés distanciamiento y yo con frialdad marcada y fingida»." Entre sus amantes se encuentra la célebre espía Mata Hari, según el almirante alemán Canaris fué él quien la denunció a las autoridadres francesas. 



Rubén Darío decía de él:  "En su obra pasada prevalecen, junto con un inesperado sentimentalismo que se diría romántico, mucha modernidad, la euritmia, las elegancias femeninas, la danza, los personajes de la “comedia” italiana, la anécdota maliciosa, la conversación con sus amigos célebres, la ironía, el halago, la perversidad, el goce, todo lleno de una sutileza francesa, de modo que se diría escrito, o por lo menos pensado, en francés, en parisiense."


Una de sus obras más conocidas es "La Miseria de Madrid". (2)  Se trata del primer 
testimonio “novelesco” de un hispanoamericano acerca de la vida literaria madrileña. Una visión esperpéntica y dandista  del “absurdo” Madrid de la Restauración previo al desastre del 98, La miseria de Madrid estremece a Gómez Carrillo simple y sencillamente porque es antiestética; por lo tanto, lo feo y ridículo que encuentra tanto en la arquitectura, como en la vida literaria de la Villa y Corte. Las relaciones homosexuales y bisexuales se encuentran también dentro de esta percepción antiestética, sin llegar a saber hasta que punto llegó a participar de ellas. 

Sus biógrafos hablan de la entrañable amistad de este autor con Paul Verlaine y Arthur Rimbaud, incluso con Oscar Wilde. Verlaine lo reconoció como amigo entrañable , al cual visitó en varias ocasiones en el hospital. pero como muchos autores de su época tuvo una reacción contradictoria con respeto a las relaciones homosexuales,. En las páginas de “Notas sobre las enfermedades de la sensación desde el punto de vista de la literatura” (1898) escribe “Lo que en literatura se llama ‘amor sano’ no existe en la Naturaleza ó por lo menos no existe como tal amor [. . .]. El amor-pasión, en cambio, ha inspirado las más bellas páginas de la literatura contemporánea” . 

Esta actitud ambigua, a veces condenatoria, a veces con tintes homoeróticos es muy común a muchos escritores de su época.  Gómez Carrillo murió en París, en 1927, y se encuentra sepultado en el Cementerio de Père Lachaise. Junto a él reposan los restos de su esposa Consuelo que, cuando murió era condesa de Saint-Exupéry por su tercer matrimonio con el piloto y escritor francés Antoine de Saint-Exupéry.


Bibliografía

(1)  Gómez Carrillo, íntimo. O yo amo a París   http://educacion.ufm.edu/gomez-carrillo-intimo-o-yo-amo-a-paris/

(2)   La miseria de Madrid del guatemalteco Enrique Gómez Carrillo: esperpento, dandismo y bohemia* Cristián H. Ricci. University of California, Merced.   http://www.bama.ua.edu/~tatuana/numero4/riccilamiseria.pdf

Prosas profanas, revista Página 12:    http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/soy/1-4380-2016-02-05.html

diumenge, 7 de febrer de 2016

CASTILLA Y LA PERSECUCIÓN DE LA SODOMÍA

Aunque las leyes  castellanas castigaban la sodomía, su aplicación práctica pudo ser inexistente, pues el primer caso de juicio contra un sodomita es del año 1408.




Las Partidas de Alfonso X el Sabio contenían duras penas contra los sodomitas, pero estas apenas se pusieron en práctica, pues sus descendientes consideraban que las Partidas colocaban en entredicho sus derechos a la corona, ya que ellas establecen el derecho de representación en la sucesión al trono. 

Es pues hasta la llegada de los Reyes Católicos que no encontramos una legislación clara y contundente que condene la sodomia en Castilla, como ocurría en Navarra y los reinos de la Corona de Aragón. Mientras que en estos últimos reinos se acudía a legislaciones anteriores, Castilla no se tiene constancia de este hecho. 

En la Corona de Aragón las primeras ejecuciones fueron a finales del siglo XIV, en Navarra en 1346, en Castilla el primer caso juzgado fue en 1408, en Murcia. El acusado fue Alfonso Fernández Cardador, y su delito fue "cometer adulterio con un mozo", es decir no se usó el término sodomita, sino adulterio. Un breve texto en sus archivos municipales dice:

"Otrosy, en el dicho conçejo fue dicho que bien sabían en cómmo avyan acusado  Alfonso Ferrandes Cardador que avía fecho adulterio con un moso e lo tenyan los  alcalldes preso en la prysión e non libravan cosa alguna de ello, e lo tienen detenydo  en la dicha prisión por esta rasón el dicho conçejo e ofiçiales e omes buenos de  la dicha çibdat requerieron a Juan de Escorell e a Juan de Navarreda, alcalldes, que estavan absentes, que sepan verdat del dicho malefiçio que contra el dicho Alfonso  Ferrandes an puesto, e si es verdat que tal caso fiso que pasen contra él commo fallaren  por fuero e por derecho, e el dicho Juan de Escorell dixo que era presto de lo  faser e de faser en ello lo que deva con derecho."

Las pocas sentencias contra sodomitas fueron absolutorias dada la falta de una ley que lo regulara lo que llevó a que hasta el reinado de los Reyes Católicos no existieran sentencias condenatorias.  Estos en 1497 dictaron la Real Pragmática que  penalizaba  los actos de
sodomía, ya fueran masculinos o femeninos.  Esta agravaba y clarificaba  las sentencias y penas decretadas contra los sodomitas. Para ellos la sodomía era un peligro para el reino y el orden natural y divino: "la ley secular como la eclesiástica unieran sus fuerzas para castigar el crimen nefando, ese que no merece tener nombre, destructor orden natural y por tanto punible por la justicia divina".




El texto se inspira en el capítulo XXI de la "Setena Partida" de Alfonso X:  "De los que facen pecado de luxuria contra natura", que definía sodomítico como el "pecado contra la naturaleza y la costumbre natural cometido por hombres entre sí". Entre las muchas penas y castigos, la Pragmática señalaba la muerte a la hoguera.

Por esta causa la Inquisición no persiguió a los sodomitas en los territorios castellanos, salvo casos que consideraban herejía, o utilizaba este concepto como pretexto. En cambio en la Corona de Aragón la persecución se frenó, por lo que en tiempos de Carlos V se autorizó al Santo Oficio a perseguir la sodomía. Las constituciones catalanas y los fueros valencianos y aragoneses hasta el reinado de Felipe II no condenaron la sodomía, aun así los jueces fueron muy poco favorables a dictar sentencias condenatorias.

Bibliografía:

Poder, sexo y ley: la persecución de la sodomía en los tribunales de la Castilla de los Trastámara Jesús Ángel Solórzano   https://www.durango-udala.net/portalDurango/RecursosWeb/DOCUMENTOS/1/3_6333_6.pdf


Leyes sobre la sodomía en la Edad Moderna  http://personal.us.es/alporu/histsevilla/leyes_sodomia.htm


divendres, 5 de febrer de 2016

LOS DESNUDOS DE OLM PHANHIROJ



Ohm Phanphiroj es un artista tailandés nacionalizado en Estados Unidos. Fotógrafo y cineasta, inició su actividad artística mostrando la transformación de los transexuales tailandeses en los espectáculos de su pais natal. 




Estos trabajos, así como la serie Underage Sexarbeitern en que mostraba la prostitución de menores, fueron presentados en el festival Sommerblu de Colonia, Alemania. En ellos mostraba como menores de edad se prostituían. Ambos reportages levantaron polémica y causaron un gran escándalo.






Su trabajo más conocido "The Space Between" es un registro foto-periodístico de los encuentros sexuales que Olm ha tenido. Intenta mostrar la espontaneidad de los muchachos retratados, y a través de ellos dar a conocer sus historias. 












El pasado mes de enero la revista The Advocate le dedicó un reportaje especial.  







dimecres, 3 de febrer de 2016

ALVIN BALTROP, HOMOEROTISMO ENTRE CHATARRA

Alvin Baltrop retrató el mundo cladentino en que vivían los gays en el barrio West Side de Manhattan durante los años 70-80. 



Baltrop  participó en la Guerra de Vietnam, donde empezó a hacer retratos a sus compañeros de la Armada. Estudió en la School of Visual Arts de Nueva York entre 1973 y 1975, antes de intalarse en West Side fue vendedor callejero, diseñador de joyas, impresor.





Se instaló en almacenes abandonados para tomar gran parte de sus fotografías, casi siempre centradas en el mundo de la marginalidad infantil y juvenil y de la prostitución masculina. Un mundo frecuentado por los amantes del cruising, el consumo de drogas, un submundo donde el sexo se compra y el suicidio forma parte del paisaje. Con todos ellos captaba figuras de chicos semidesnudos o escenas de sexo con un fondo de arquitecturas mutiladas. Intentaba captar la libertad de los jóvenes gays que deambulaban por West Side, libertad atrapada en un mundo en ruinas. Paralelamente se dedicó a proteger a estos niños sin hogar, tanto a gays como a lesbianas.















Baltrop, como Peter Hujar, retrata la otra cara del Nueva York glamuroso. En una època que se inicia con las revueltas de Stonewall y acaba con la aparición de la pandemia del sida. Aparece en el documental Gay Sex in the 70s del 2005.




Baltrop tuvo relaciones sexuales y afectivas con hombres y mujeres. Sin embargo, rechazaba calificarse con el término bisexual y siempre se definía como gay. Su pareja más importante se llamó Mark y murió en 1996, con dieciséis años, víctima del sida. A finales de la década de 1990 se le diagnosticó un cáncer. Baltrop carecía de seguro médico y no recibió la atención médica adecuada.6 También padeció diabetes.1 Murió en 2004.














dissabte, 30 de gener de 2016

YO SOY CARMEN DE MAIRENA

Estos días ha salido la noticia de que Carmen de Mairena está en un geriátrico, que además sus recuerdos han sido abandonados junto a la basura. Muchos rieron o se burlaron a costa de ella, despreciando una terrible realidad....





Al nacer le pusieron el nombre de Miguel, aunque siempre le fue más la pluma que el clavel. Miguel Brau i Gou nació en el barrio de Sarrià, empezó a trabajar como ayundante de farmacia, pero le gustaba mas animar a la clientela cantándoles coplas que sirviendo a sus demandas.
Miguel de Mairena
Dejó el trabajo para entrar de extra en films de Iquino, cobrando 700 pesetas por cada película. De allí pasó al mundo del espectáculo actuando como boy en numerosos locales de Barcelona.

A finales de los años 60 inició una relación sentimental con Pedrito Rico. La discreción no formaba parte del ADN de ninguno de los dos y acabaron detenidos en más de una ocasión. Pero Pedrito pudo marchar a América y Miguel acabó en la cárcel.





Fueron tiempos de penuria, maltratos y prisión. La dictadura aplicó sobre ella la dura Ley de Vagos y Maleantes, la policía se cebó y las secuelas hicieron el resto. Durante mucho tiempo abandonó el mundo del espectáculo y tuvo que trabajar en las canteras de Gavà junto a su padre.

A inicios de los años 70 se transformó en Carmen de Mairena, actuando imitando a Sara Montiel o Marujita Díaz, con escaso éxito obligandole a ejercer la prostitución en el Raval, su barrio. A inicios de los 90 su suerte cambia al ser contratada por la productora de Alfonso Aruz, primero, y salir en el programa de Javier Cárdenas, le siguió Crónicas Marcianas, varios films, alguno de ellos porno.

En 2009 interpretó al General Franco en el Intermedio del Gran Wyoming, En 2010 fue candidata a la elecciones catalanas, quedando su partido en el lugar nº 14.

En la actualidad está ingresada en un geriátrico. El 29 de enero del 2016 saltó a la luz la noticia de que todos sus recuerdos habían aparecido abandonados en la calle, junto aun contenedor de basura. Final que recuerda al de Madame Arthur o Paco de España.



dilluns, 25 de gener de 2016

POEMA DOS AMORES, LORD ALFRED DOUGLAS

"Después suspirando, dijo el otro: “Entonces permíteme que me presente,
yo soy el Amor que no se atreve a pronunciar su nombre.”"





Cuando el joven Alfred Douglas conoció a Oscar Wilde, tenía 21 años, mientras el escritor irlandés 37. Wilde tenía un evidente sobrepeso, un tratamiento contra la sífilis lo había dejado fofo y demacrado, su encanto estaba en su personalidad: cínico, brillante, provocador...  Y decidieron vivir peligrosamente.

No solo frecuentaban con los jóvenes prostitutos de la ciudad, sino que lo hacían visiblemente. La relación no fue fácil, las tensiones entre ambos fueron enormes, Bosie (Douglas) se aprovechaba del dinero de Wilde y este vivía un camino hacia su propia autodestrucción. 



El padre del joven Lord, un ser abyecto y amoral, acosó a la pareja y esta decidió denunciarle por difamación e injurias. La confrontación fue violentándose y  Douglas animó a Wilde a enfrentarse con su propio padre. Pero Wilde acabó siendo acusado de "grave indecencia", un eufemismo de la época para referirse a la homosexualidad pública o privada, por ello fue llevado a juicio, el cual perdió y se convirtió en uno de los mayores escándalos de la sociedad de la época. Wilde fue encarcelado durante dos años. Cuando salió se fue a vivir con Douglas a Nápoles durante tres meses y posteriormente vivió en París, donde murió en soledad. Tras el breve encuentro, Bosie se desentendió plenamente del escritor irlandés. 

Durante el juicio salió a la luz el poema de Alfred Douglas "Dos amores", el abogado acusador preguntó por la última frase del poema:

Soñé que me encontraba en una pequeña colina
Y a mis pies se extendía la tierra, que se asemejaba
a un jardín abandonado que crecía a su antojo,
poblado de espinas y flores. Veía lagos que soñaban
en negro y sin control; veía pequeñas lilas blancas,
sólo unas pocas, y crocusas y violetas
púrpuras o pálidas, fritilarias con forma de serpiente
apenas vistas entre la alta niebla, y entre pedazos de verde
vi ojos azules manchados por la luz de la luna
o por las sombras de los caprichosos humores de la naturaleza;
y aquí a uno que había bebido del tono transitorio
del breve momento de un atardecer; hojas
de hierba que en un centener de primaveras
las estrellas habían alimentado cuidadosamente.
Y bañadas con el aromático perfume de las lilas
y los rayos que habían visto tan sólo la gloria de Dios,
pues nunca un amanecer apaga el luminoso aire del cielo
Más allá, abrupto, se alzaba un muro de piedra
cubierto por un musgo de terciopelo;
y allí fijé mi mirada durante un largo intervalo, sorprendido
al contemplar un lugar tan extraño, tan dulce, tan hermoso.
Así estaba, asombrado, cuando a través
del jardín apareció un joven; tenía una mano alzada
para protegerse del sol, su cabello revuelto por el sol
estaba decorado con flores y en su mano llevaba
un puñado purpura de uvas gloriosas. Sus ojos
eran tan claros como el cristal y tan desnudos como él
blanco como la nieve que cubre caminos de montaña
nunca hollados por el pie humano,
rojos eran sus labios como el vino que salpica
un suelo de mármol, su frente calcedonia.
Se acercó, con sus amables labios
entreabiertos, cogió mi mano, besó mi boca
y me dio las uvas para que las comiera. Entonces me dijo:
“Dulce amigo, ven conmigo y te enseñare tres sombras
del mundo e imágenes de vida. Mira desde el sur
como viene el triste espectáculo que nunca tuvo final.
Y, ¡oh!, dentro del jardín de mis sueños
ví a dos seres caminando en una llanura bañada
de luz dorada. Uno parecía feliz, y aparentaba
ser hermoso y vital, un dulce cantar
salía de sus labios; cantaba de bellas damas
y del hermoso amor entre una chica y un chico,
sus ojos eran brillantes y entre las espadas danzantes
de la ibera dorada sus pies caminaban con placer.
En su mano llevaba una flauta de marfil
con líneas de oro, que eran como cabellos de doncella,
y cantaba con una voz tan melodiosa como la flauta
y alrededor de su cuello tres cadenas de rosas tenía,
Pero el que era su camarada se acercó por un costado,
estaba triste y dulce, y sus grandes ojos
eran extraños y llenos de un brillo aterrador, contemplándolo
todo con su mirada; y suspiraba repetidas veces
tantas que me conmovieron; sus mejillas eran pálidas y blancas
como lánguidas lilas, sus labios eran rojos
como amapolas, y sus maños estaban ora crispadas en un puño
ora abiertas, y su cabeza estaba cubierta por flores de la luna
tan pálidas como los labios de la muerte.
Vestía una túnica púrpura, cubierta de oro
con el dibujo de una gran serpiente cuyo aliente
era una llamarada, y cuando le vi
sentí una gran pena, y grité: “Dulce joven,
dime ¿por qué, triste y suspirando, vagas
por estos apacibles lugares? Te lo ruego, dime la verdad,
¿cuál es tu nombre? Él respondió: “Mi nombre es Amor.”
Inmediatamente, el primero se dio la vuelta hacia mí
y grito: “Está mintiendo, ya que su nombre es Vergüenza,
pero yo soy Amor, y yo estaba acostumbrado a estar
solo en este bello jardín, hasta que él vino
sin ser llamado durante la noche; yo soy el verdadero Amor,
yo lleno los corazones de ella y de él con fuego mutuo.”
Después suspirando, dijo el otro: “Entonces permíteme que me presente,
yo soy el Amor que no se atreve a pronunciar su nombre.”




Tras la muerte de Wilde, Douglas se casó con Olive Eleanor Custance, una poetisa de familia adinerada. Abrazó el catolicismo y defendió posturas ultraconservadoras y racistas. Sus disputas contra Churchill le llevaron a la cárcel, allí pudo entender la dureza que vivió Wilde escribiendo su mejor poema In Excelsis- 


Wilde durante su cautiverio le escribió, De Profundis, al final de la misma podemos leer: «Viniste a mí para aprender el Placer de la Vida y el Placer del Arte. Acaso se me haya escogido para enseñarte algo que es mucho más maravilloso, el significado del Dolor y su belleza. Tu amigo que te quiere, Oscar Wilde».