dimecres, 27 de juliol de 2016

ASURBANIPAL, ¿EL LEÓN TRAVESTIDO?

Muchos son los indicios que señalan el gusto de este rey por el ropaje femenino, sacar deducciones sobre ello 28 siglos después puede llevar a error.




Asurbanipal (668 a. C.  627 a. C.)fue el último gran rey de Asiria. Fue uno de los pocos reyes de la antigüedad que sabía leer y escribir. Durante su reinado, la cultura asiria alcanzó su apogeo, lo cual se aprecia en los palacios de Nínive. Era conocido con diversos nombres: en el Antiguo Testamento, es mencionado como Osnaper (libro de Esdras, 4:10), los griegos lo conocían como Sardanapal, y el historiador romano Marco Juniano Justino, le nombraba como  Sardanapalus.


Muchas páginas sobre historia de personas transgénero le señalan a él como el primer rey que lo fue. Los indicios són las tabletas en que señalan su afición por el travestismo. Disponemos de muchos mas datos sobre el emperador Heliogábalo, o de otros ilustres romanos. El poema de Gilgamesh.


El código de Hammurabi nos habla de las "salzikrum" (mujeres-varón) y reconoce sus derechos: tomar una o mas esposas, derecho a la propiedad o a la herencia al igual que el resto de los varones. Las/os "salzikrum" tenían los mismo derechos que los varones mesopotámicos. Curiosamente este código no reconocía estos derechos al resto de las mujeres. Algunos historiadores hablan de ellas como sacerdotisas.

En la antigua Mesopotamia, anterior a la llegada de los asirios, las costumbres y rituales asociados con el travestismo eran muy antiguas. Por ejemplo, los sacerdotes de la antigua diosa de la tierra Ishtar en Babilonia ibas con vestidos femeninos, señalan que era para apaciguar a la deidad. Hay muchos indicios que en todo el Oriente Medio de la  Antigüedad que señalan la presencia de sacerdotes travestidos unidos a diferentes diosas. En el caso de los sacerdotes de Attis, consorte de la diosa Cibeles, en el reino de Frigia, se señala que se castraron a sí mismos, ya que, según la mitología , el Dios había eliminado sus testículos sentado/a debajo de un pino. 





En Babilonia parece ser que el ritual de jóvenes que cercenaban téstículos y pene era bastante corriente y se realizaban anualmente. Aquellos que realizaban este sacrificio les entregaban ropas femeninas y podían vivir como tales. 

No parece que este fuera el caso de este poderoso monarca asirio. Señalarle como un rey trangénero u homosexual sería algo muy arriesgado. Estuvo casado con Assur-sharrat, mujer que jugó un importante papel político en su tiempo y con quien tuvo varios hijos. Su travestismo bien pudo ser un acto político intentando unificar un reino en eterno estado de sublevación, como el de Akhenaton en el siglo XIV a C. 



Una historia fascinante de la que aun conocemos muy poco. 

Más información:

Geldings for the Gods: http://www.gendercentre.org.au/resources/polare-archive/archived-articles/geldings-for-the-gods.htm

divendres, 22 de juliol de 2016

RISK HAZEKAMP, LOS GÉNEROS INVERTIDOS.

Risk Hazekamp es un artista independiente que vive entre La Haya y Berlín. Hazekamp trabaja principalmente con la fotografía analógica, ella explora la construcción de la identidad y, en particular, la forma en que el género y la identidad se cruzan.


 
Estudió en la Academia rey Guillermo de Rotterdam y en la Academia Jan van  Eyck de Maastricht, Hazekamp ha organizado exposiciones individuales en diferentes galerías europeas y ha mostrado su trabajo en las ferias internacionales de arte contemporáneo como ART COLOGNE, LISTE Basilea, FOTO MIAMI, ARCO Madrid o Paris Photo. En 2010 Hazekamp decidió no seguir participando en estas ferias comerciales.

El trabajo de Hazekamp está representado en importantes colecciones públicas como la Maison Européenne de la Photographie de París o el MACBA de Barcelona.









Este  video muestra la exposición del trabajo de Risk Hazekamp sobre "El arte y la mirada queer", con la traducción y reflexión de Nina Hoechtl y otras expertas en el tema: 



Juan.Ramón Barbancho, en GOOD AS YOU Representaciones de la homosexualidad en el arte contemporáneo, señala que Hazekamp "se mete en la piel de los hombres duros para poner a prueba su propia imagen y la misma masculinidad impenetrable que tantas veces se nos ha hecho llegar a la gran pantalla. 











Camilla Hamm, colaboradora de la Vanguardia, dijo de ella:  En su obra, Risk Hazekamp intenta transmitir el valor y la identidad del ser humano. Ella apela a un humanismo ausente de sexismos y sus tópicos. Es por esta razón por la que aparecen en sus fotografías personajes ambiguos. Es ella misma que se representa delante de un escenario natural aparentando estar fabricado en un estudio. Aparece su cuerpo, su cara pero sin ser un autorretrato. El sexo pierde su importancia y los valores humanos alcanzan un primer plano. Ya no importa ni el feminismo ni el machismo en esta sociedad creada por ella. Una sociedad que sabe respetar y aceptar al otro. 












Web de Risk Hazekamp:  http://www.riskhazekamp.nl/


dilluns, 18 de juliol de 2016

HOMOSEXUALES Y TRANSEXUALES BAJO EL FRANQUISMO.

El 18 de julio de 1936 un grupo de militares iniciaban un golpe de estado de carácter fascista que llevó a España a una terrible Guerra Civil y a una inacabable posguerra que 80 años después, seguramente, aun pagamos las consecuencias. 






Bajo la dictadura del General Franco se inició una dura represión contra cualquier tipo de disidencia, el machismo y el nacional-catolicismo formaban eran el ADN de esta régimen que no escondía su adhesión al lo movimientos de corte fascista europeo. La lista de represaliados fue enorme. La población LGTB debió esconderse, a pesar de que hasta 1954 no fue penalizada la homosxualidad. El acoso de falangistas o la propia policía fue terrible, se salvaron algunos célebres personajes que dieron soporte al bando vencedor, como fue Jacinto Benavente. Otros se vieron obligados a exiliarse, como Antonio de Molina.

La homosexualidad se consideraba que era una enfermedad y el homosexual un pervertido. El régimen franquista se basaba en la moral católica ultraconservadora que la consideraba aberrante y contraria a la ley natural. El homosexual era considerado una amenaza para el prototipo de "varón macho falangista".

El homosexual era tratado como un delincuente enfermo, como los violadores o los infanticidas. El psiquiatra Antonio Vallejo Nájera
creía necesaria la esterilización. Decía:

Adquieren estos postencefalíticos todas las características propias de las personalidades psicopáticas: holgazanería, importunidad, tendencias cleptómanas, agresividad, vagabundeo, etc. Lo característico es la habilidad cinética y la tendencia a la acción, en finalidad o con fines perversos”.

El general Gonzalo Queipo del Llano afirmó un día que "cualquier afeminado o desviado que insulte al movimiento será muerto como un perro".



Nadie como las personas transexuales sufrieron la terrible represión del franquismo. Se considera que la mayor parte de los 5000 represaliados lo eran, por el simple hecho de visualizarse, pues ser transexual era un delito. 
El franquismo no distinguía homosexualidad de transexualidad, una persona trans visualizaba aquello a lo que el fascismo reinante mas temía "el afeminamiento de la especie".

La Guerra Civil significó el cierre de todos los locales en los que podían acudir. Salir con ropas del "sexo opuesto" a las calles podía significar palizas, detenciones y todo tipo de humillaciones públicas, y a partir de 1954 la cárcel. 

En aquellos lugares donde aun existía una cierta tradición (Cádiz, Valencia o Barcelona) poco a poco y con discreción podían visualizarse. En el Puerto de Santa María o Sanlúcar, en los barrios marítimos de Valencia o en el Barrio Chino barcelonés eran lugares por los que con dificultades podían circular.  

En la España profunda el futuro de una persona trans  era emigrar, pues por el simple hecho de serlo podía ser detenida y obligada a recibir las terribles terapias a las que les sometían, las mismas que se realizaban a los homosexuales. Su futuro no era halagüeño, el mundo del espectáculo, limpieza de hogares, si se tenía suerte de tener pareja hacer las labores de hogar o ser trabajadoras del sexo.

Al final de la dictadura uno de los principales instigadores de este odio hacia personas trans y homosexuales fue el presidente del gobierno Carrero Blanco. Para él el que un joven se dejara el pelo largo ya era un síntoma de "afeminamiento", para este político los Beatles eran unos "melenudos maricas". El fue el promotor de la ley de Peligrosidad Social que no condenaba los actos, sino la el simple hecho de ser. No distinguía, todos eran invertidos, maricas. Enrique Rubio, excelsa pluma defensora de valores patrios, se refería a las personas trans como "maricas disfrazados de mujeres".



La función de la mujer bajo el franquismo era la de dar placer e hijos al hombre (macho), ser el ama de casa y una buena madre de familia. No tenía sexualidad, ni se podía hablar de ello. La idea de que dos mujeres podían sentir satisfacción manteniendo sexo entre ellas era inadmisible. La mujer debía ser sumisa y jugar un papel pasivo en el sexo evitando demostrar placer.

Esto sucedía en un régimen que tenía como guardianas de la moral y las buenas costumbres a una división de mujeres solteras, uniformadas, como la Sección Femenina, semillero de lesbianas en potencia según Fernando Olmeda (El látigo y la pluma). Un grupo marcial de mujeres que enseñaban a las jóvenes aquello que ellas no practicaban: a ser femeninas, a coser y cantar, a realizar las labores del hogar y a ser sumisas ante el varón.

En este estado de cosas las lesbianas no tenían referentes, las últimas conocidas habían abandonado España al final de la Guerra Civil. Muchas no llegaron a comprender la naturaleza de sus deseos y sentimientos llevándolas a una situación de desesperanza motivada por la vergüenza, la ignorancia y sentimiento de culpa. Se creían diferentes, pero vivían en las catacumbas, en la mas absoluta soledad. Paulina Blanco, Fundació Enllaç, nos cuenta su experiencia:

"Yo descubrí mi homosexualidad en la adolescencia y me supuso un altísimo nivel de soledad, de tristeza, de no saber qué hacer, no poner nombre a lo que yo sentía porque no sabía lo que era aquello, no tener referentes, no poder comunicarlo a nadie. Me refugié en los estudios y fueron la salvación, hasta que conocí en un pueblo de Cáceres a Encarnita, con quien comparto la vida desde el año 1972."

divendres, 15 de juliol de 2016

RAMBLAS DE BARCELONA, UNA HISTORIA LGTB

Pocas avenidas mundiales tienen la larga tradición de presencia LGTB como lo son las Ramblas Barcelonesas y las zonas adyacentes. 



Billares, locales, burdeles, mueblés, vespasianas, urinarios fueron lugares de presencia, también lugar de manifestaciones pioneras, de jóvenes "en busca de protección", de policías camuflados, de pistoleros y anarquistas, de Ocaña, de Genet, de Gil de Biedma, de travestidos y de travestis. 

A inicios del siglo XX podemos encontrar una gran actividad en lo que podríamos llamar los bajos fondos barceloneses. La zona que iba de la actual rambla de Santa Mònica a las Drassanes era frecuentada la mas variopinta canallada. Los pistoleros, traficantes, marineros, soldados, vagabundos o los chulos se unían barceloneses que bajaban a pillar sexo, drogas, absenta o simplemente curiosear. Eduardo Mendoza nos cuenta como el dueño de la pensión de Onofre Bubila bajaba a esta zona con su vestido de faralaes a pillar algún marinero borracho o despistado que le hiciera feliz.

Jean Genet amó, robó, ligó y se prostituyó en esta zona y lo reflejó en tres de sus obras: Diario de un ladrón, Querelle de Brest y el Balcón (teatro). 




Tras la guerra la zona vivió una terrible decadencia. Muchos jóvenes homosexuales huyeron de sus ciudades y llegaron a Barcelona siguiendo los pasos de Jean Genet. Juan Soto, la Katy, fue un buen ejemplo de ello.

La llegada de la VI flota transformó la zona y aparecieron nuevos lugares de encuentro. En las mismas Ramblas estaban los billares Colón o los urinarios de las ramblas. En la zona de la calle Escudellers aparecieron los mueblés, una ver prohibidos los burdeles, tambíen en esta zona los primeros locales homosexuales en la calle Còdols. 





Geoffroy Huard  en su libro "Los Antisociales" nos muestra esta realidad muy distinta de la que se ha vendido en muchas ocasiones. Gracias a su trabajo en "archivos inéditos" consultados por primera vez desde la democracia, en los de los juzgados de vagos y maleantes, de peligrosidad y rehabilitación social de Cataluña, además de informes policiales, jurídicos, médicos, artículos de prensa, novelas y entrevistas con actores de la época, el autor reconstruye el intenso mundo gay que existía en la Barcelona franquista entre 1945 y 1975, especialmente en esta zona.

Lo urinarios fueron lugares frecuentados por homosexuales y transexuales durante todo el siglo. Inicialmente estaban las vespasianas, que poco a poco fueron reemplazadas por los urinarios públicos, especialmente en Plaza Catalunya y la Plaça del Teatre. Lugares de contacto, tambien de sexo rápido, a veces voluntario, a veces pagado. Genet cuenta como una bomba en una vespasiana provocó en 1930 la Revuelta de las Carolinas, que bien pudo ser precursora de las manifestaciones del orgullo actuales. 




Cerca de los teatros siempre hubo gran "actividad". Si el Teatro Principal tenía detrás suyo el burdel de Madame le Petit, el Liceo tenía enfrente el célebre Café de la Ópera. Local con una interesante decoración modernista, siempre había chicos dispuestos a acompañar (o a menesteres más profundos) a cambió de una buena gratificación. 

El 1977 se vivieron aires de libertad. Una imagen de esta libertad bien pudo ser la presencia del pintor de Cantillana José Pérez "Ocaña" inmortalizado por Ventura Pons en su documental "Ocaña, retrat intermintent". Su imágen paseando con Nazario y Camilo se ha convertido en un icono de aquellos años.




Más arriba encontramos el H 1898, anteriormente fue la sede de Tabacos de Filipinas. Allí tuvo el despacho Jaime Gil de Biedma. Buen conocedor de todos los tugurios barceloneses. 

...Irán amontonándose las flores
cortadas, en los puestos de las Ramblas,
y silbarán los pájaros -cabrones-
desde los plátanos, mientras que ven volver
la negra humanidad que va a la cama
después de amanecer.
Acuérdate del cuarto en que has dormido.
Entierra la cabeza en las almohadas,
sintiendo aún la irritación y el frío
que da el amanecer
junto al cuerpo que tanto nos gustaba
en la noche de ayer,...

(Fragmento del poema albada)

En 1977 el FAGC llevaba ya casi dos años de existencia cuando movilizó a la población de Catalunya. El 26 de junio del 1977 mas de 5000 personas se manifestaban por las ramblas de Barcelona. La manifestación por la liberación sexual no solo movilizó a homosexuales y transexuales, muchos jóvenes libertarios, sindicalistas o solidarios se sumaron a este primer gran acto de visibilidad en todo el estado español.  Se podían leer eslogans como : “Mi cuerpo es mío y hago con él lo que me da la gana” y se oían consignas tales como “¡Amnistía sexual!” y “¡No somos peligrosos!”. 



dilluns, 11 de juliol de 2016

EL SÍNDROME NORMA DESMOND

Para muchos actores y protagonistas del mundo del cine solo ocurría aquello que salía reflejado a través de la cámara. Vivían vidas ficticias para alimentar imágenes que poco tenían que ver con la realidad, y cuando caían en desgracia la prensa caía sobre ellos como buitres hambrientos, no dudando en inventar incluso relatos inverosímiles.



Raymond Burr ocultó su homosexualidad lejos de las cámaras cultivando orquídeas junto a su marido Robert Benavides, mientras la prensa inventaba relaciones amorosas con las más conocidas actrices de su tiempo, falsas noticias filtradas por los estudios con los que trabajaba. Algo parecido ocurrió con Rock Hudson o Montgomery Clift, estos casos tuvieron que trabajar más a fondo para evitar que llegara a la opinión pública sus agitas vidas privadas. En cambio Charles William "Billy" Haines no quiso vivir en el armario, ni aceptó realizar un matrimonio de conveniencia, abandonó para dedicarse al mundo del diseño de interiores. Sus contactos en el mundo del cine le abrieron muchas puertas: Joan Crawford, Gloria Swanson, Carole Lombard, George Cukor, William Powell o la familia Reagan.



Distinta fue la suerte de Ramon Novarro, actor de gran éxito en tiempos del cine mudo con títulos como  “El prisionero de Zenda” (1918), “Scaramouche(1923)", “El árabe(1924)”, “Los cuatro jinetes del Apocalipsis(1920)” y “Mata Hari(1931)”, donde trabajó con Greta Garbo, y su gran éxito “Ben Hur (1925)”, donde encarnó al célebre príncipe judío. Entorno a él también se fabularon romances imposibles, mientras su lista de amantes masculinos era infinita. Unos jóvenes, que se llevó a su casa para mantener relaciones sexuales, lo asesinaron para robar un dinero que no tenía. Le prensa se ensañó con él, exageraron su vida privada y llenaron de morbosidad su muerte, llegan a escribir que murió con el dildo de Valentino en la boca.



Lo de morir con la boca ocupada era por lo visto una costumbre de la prensa sensacionalista. Un caso parecido le ocurrió al genial director alemán FW Murnau (1888-1932). El director de "Nosferatu" (1922) huyó de una Alemania en la que había podido vivir su sexualidad con relativa libertad, a un país donde debía ocultarlo. Mientras Alemania quemaba sus films él estrenaba Tabú, uno de los primeros films homoeróticos de la historia del cine. Rodada en Tahití isla que estaba considerada "El Dorado de la homosexualidad". La figura de jóvenes semidesnudos, bronceados y con la cabeza coronada por flores era muy atractiva para los homosexuales de la época. No pudo ver estrenado el film, ni recibir los premios que le llegaron.

Falleció en un accidente de circulación. Y la prensa se ensaño con él. El conductor,un filipino de 14 años, no podía ser menos que su amante y su miembro viril estaba en la boca de Murnau. Nada de esto pudo jamás demostrarse, pero la prensa hizo un buen negocio.



Sal Mineo le tocó interpretar a muchos jóvenes con final trágico. Hizo teatro, fue cantante y apareció en films como Exodo, Rebelde sin causa, El gran combate... Fue de los primeros actores que no escondió su homosexualidad. En febrero de 1976 era asesinado en la puerta de su casa , tenía 37 años. Pronto la prensa sensacionalista publicó que el crimen tenía que ver con sus gustos homosexuales, relacionándole con prácticas sadomasoquistas y las drogas. La realidad era muy distinta, su asaltante no le conocía, solo estaba interesado por su reloj y su cartera. Pero a la prensa le importaba poco la realidad.



dimecres, 6 de juliol de 2016

TUMBAS HOMOSEXUALES EN LA ABADIA DE WETSMINSTER



Al igual que en Santa Croce, Florencia, o Saint Denis, Francia, en la abadía de Westminster podemos encontrar las tumbas de muchas personas célebres que tuvieron relaciones homosexuales. Incluso en algún caso están enterrados juntos.


Una de las pruebas de la presencia de la homosexualidad y de como era valorada en cada época son las tumbas en las que reposan conocidas y anónimas personas que amaron y vivieron con personas de su mismo sexo. En Inglaterra esta costumbre estuvo muy extendida. En lugares como el cementerio de Cambridge podemos encontrar aun tumbas de parejas que realizaron pactos de hermanamiento medieval. Este tipo de tumbas no acabaron con la Edad Media, siguieron mas adelante y un ejemplo de ello es la tumba Mary Kendall que fue enterrada junto a su amante Lady Catharine Jones en la Abadía de Westminster, 1710. Otro caso fue el del Cardenal John Henry Newman (1801 - 1890) que quiso ser enterrado junto al Padre Ambrose a quien según sus propias palabras "había amado con un amor tan fuerte como el de un hombre por una mujer". Recientemente por presiones del Vaticano sus tumba fue profanada y los amantes separados.




Al igual que en Santa Croce, en la Abadía de Westminster podemos encontrar tumbas de poetas, científicos o intelectuales, muchos de ellos tuvieron relaciones homosexuales.

En el rincón de los poetas podemos encontrar la tumba del poeta romántico Lord Byron (1788-1824), poeta romántico amante de jóvenes griegos. La del poeta homosexual Thomas Gray (1716-1771), con epitafio escrito por su propio amante William Mason.



También reposan los restos del dramaturgo Francis Beaumont (1584-1616), quien vivió con su amante John Fletcher. También está la tumba de W. H. Auden (1907-1973), pareja circunstancial de Christopher Isherwood.




Entre la realeza podemos encontrar la tumba del rey James I (1566-1625), cuya tumba se perdió y no redescubierta hasta 1869. A su izquierda Majestad está la magnífica tumba de su amante George Villiers, 1r duque de Buckingham (1592-1628).

Tumba de George Villiers, 1r duque de Buckingham

También encontraremos la tumba del rey Guillermo III (1650-1702), enterrado con gran sencillez cerca de la tumba de su novio William Bentinck (1649-1709), enterrado en una bóveda en las inmediaciones.
En la lista de homosexuales notables debe incluirse el héroe Charles George Gordon o "Gordon chino" (1833-1885) o al primer ministro William Pitt (1759-1806).



Por último una tumba misteriosa, la de Samuel Foote (1720-1777), un célebre dramaturgo muy popular, cuya reputación fue arruinada por el escándalo homosexual. Pero sus incondicionales, decididos a reclamar para él un nicho respetable en la abadia, lo enterraron clandestinamente en una tumba aun hoy desconocida.

Información procedente en parte de The Gay Guide to Westminster" de Rictor Norton: http://rictornorton.co.uk/westmin.htm  podéis ampliar información marcando los textos en morado.  






dijous, 30 de juny de 2016

LA FOTOGRAFÍA HOMOERÓTICA DE TIM HAILAND


Os presento a este fotógrafo americano cuya obra ya forma parte de las mejores colecciones de arte.



El fotógrafo Tim Hailand nació en Buffalo en 1965, reside y trabaja en Los Ángeles, su obra se expone en museos como el MOMA de Nueva York o el Guggenheim. Trabajos suyos se han publicado en diarios como el New York Times, The New Yorker o El País.












Uno de sus primeros trabajos fue la publicación del libro One Day in the Life of Daniel Radcliffe a la que siguió One Day in the Life of Rufus Wainwright o One Day in the Life of Jake Shears. 24 días de la vida fotografiados magistralmente y recopilados en estas publicaciones. 







Siguieron sus trabajos de estatuas son imágenes "re-fotografiadas", imágenes de estatuas a las que intenta dar vida propia. Un trabajo siempre atractivo y que requiere de ser visto detenidamente. Claude Monet le inspiró este trabajo durante su estancia en Normandía.












Para más información de la obra de Hailand podeis visitar su sitio web: TimHailand.com o el extra que le ha dedicado la revista The Advocate: